Domingo 23 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2004-12-16 a horas: 14:33:35

Si Hugo Chávez se pone cómico...

El magnicidio como amenaza Si Hugo Chávez se pone cómico... Judith Martorelli* Como casi todas las noches, César Miguel Rondón despidió su programa 30 minutos con un "sueñen bonito", a pesar de que junto a Rafael Poleo, editor del diario Nuevo País había hecho un "análisis político" en el que reconocían que "factores de poder" creaban en Venezuela una "presión sicológica" que se resolvería sólo con la dimisión de Hugo Chávez como Jefe de Estado, lanzando la advertencia sobre la posibilidad de un magnicidio "si el muchacho se pone cómico".

El magnicidio como amenaza

Si Hugo Chávez se pone cómico...

Judith Martorelli*

Como casi todas las noches, César Miguel Rondón despidió su programa 30 minutos con un "sueñen bonito", a pesar de que junto a Rafael Poleo, editor del diario Nuevo País había hecho un "análisis político" en el que reconocían que "factores de poder" creaban en Venezuela una "presión sicológica" que se resolvería sólo con la dimisión de Hugo Chávez como Jefe de Estado, lanzando la advertencia sobre la posibilidad de un magnicidio "si el muchacho se pone cómico".

Era el 20 de febrero del 2002, y Rondón comenzó dibujando un panorama en el que destacaba algunas expresiones de la crisis: pronunciamientos militares a través del llamado goteo, agudización del conflicto entre el gobierno y el sector empresarial para dar paso a una huelga general y un supuesto fortalecimiento de la oposición en la Asamblea Nacional.

Rondón es un experimentado periodista y escritor que cuenta desde hace varios años con media hora para información, opinión y análisis en una importante televisora de Venezuela, Televen, una de las que activamente respaldaron el golpe que tuvo lugar el 11 de abril de ese mismo año.

Hoy al releer aquella entrevista ratificamos que el guión del 11 de abril había sido escrito con anterioridad, que en su ejecución estaban comprometidos diversos sectores, entre ellos algunos representantes de los medios de comunicación; que la violencia sería uno de los detonantes, que se forzaría la renuncia de Hugo Chávez, que los conspiradores estaban dispuestos hasta a su eliminación física para sacarlo del poder y que ellos esperaban la intervención de Estados Unidos a su favor.

Teníamos guardada esta entrevista, en la manía periodística de hacer una hemeroteca; ayer la encontramos en la red porque en Nodo50 la tomaron casi en su totalidad y sin mayores comentarios (ella habla por sí misma) la colocaron en su página. Indagando en Internet, hallamos que desde el año 2000 Poleo sostenía la tesis de la existencia de un cerco al Presidente con la participación de la Iglesia y la Fuerza Armada; es decir que con el triunfo de Hugo Chávez comenzó a tejerse una conspiración que tomó cuerpo cuando el exministro Luis Miquilena, quizás el hombre número 2 del poder, traicionó a la Revolución.

Llama la atención la coincidencia que en sus análisis y en el lenguaje muestran estos dos personajes. Así como el expresidente adeco Carlos Andrés Pérez y el locutor Orlando Urdaneta hablan del magnicidio en Venezuela como de la muerte de "un perro", estos dos señores después del 13 de abril señalaron como un escenario frustrado la posibilidad de la resistencia armada en Miraflores durante el golpe del 11, presagiando que la historia habría sido otra diferente al triunfo de la histórica alianza cívico militar que restituyó a Chávez. Sin duda, Miquilena tenía en sus manos todos o casi todos los hilos de la conspiración.

Es oportuno recordar esta conversación cuando Venezuela está sacudida aún por el asesinato del fiscal DaniloAnderson, una nueva expresión de la violencia que están dispuestos a ejercer algunos sectores opuestos a Hugo Chávez; es oportuno además porque algunos sectores que justificaron la acción criminal del 11 de abril han abierto un debate sobre la libertad de expresión y el periodismo a propósito de la aprobación de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, en una nueva demostración de cinismo ya que agitan banderas que le son ajenas. Ellos pueden estar al frente de los medios masivos pero no representan mecanismos genuinos de comunicación social en el país.

Pero mejor demos paso a la transcripción:

César Miguel Rondón: Nuestro invitado esta noche el periodista, editor y destacadísimo analista político, polémico por demás, Rafael Poleo. Rafael bienvenido a 30 Minutos.

Rafael Poleo: Gracias César Miguel, un placer estar aquí.

CMR: ¿Qué está pasando?

RP: Bueno estamos la etapa final de un régimen político que duró, está por durar, unos 3 años, un experimento que estaba desde el principio condenado al fracaso, era como se lo dijo Uslar Pietri, para usar la expresión de Uslar Pietri, recordarlo y honrarlo: inviable, impracticable, independientemente que fuera bueno o malo sino que simplemente en Venezuela, en este específico país en el año 2002 no se puede establecer, no se puede instaurar un Estado socialista como quiere hacer Hugo Chávez y en consecuencia su gobierno se desmorona, se viene abajo y está boqueando como decían nuestras abuelas.

CMR: Pero ¿boquea por dónde? Tenemos el peso militar, por lo general en la historia de estos últimos 40 y tantos años de democracia la participación activa de un militar, de un alto oficial contra el Presidente o contra el Gobierno deriva siempre en una suerte de asonada militar, de golpe de Estado. Esta vez ha sido algo muy extraño, salen, declaran, van a un plaza pública gritan con un megáfono.

RP: Mira hace año y medio, después de muchas conversaciones con los militares chilenos, estuve en Santiago, yo escribí un péndulo que se llamaba el golpe persuasivo. Las Fuerzas Armadas ya no intervienen en el proceso político a la manera como lo hacían sino que esto es una cosa mucho más sutil, pero además no son las Fuerzas Armadas quienes están empujando -que es lo que yo prefiero decir-, empujando al perturbador hacia la puerta para sacarlo por la puerta del servicio sin que las personas que asisten al acto se den mucha cuenta, sino que es toda una cosa de la sociedad. Es muy posible que en un plazo relativamente breve nosotros tengamos en el Gobierno una junta donde el militar será uno y estarán representados otros factores de la sociedad para abrir un compás de discusión del país en el cual, discusión en la cual deben participar los que hoy llamamos el chavismo pero que podemos llamar genéricamente la izquierda y poder participar, debe participar y debe contribuir a modelar un concepto de la Venezuela que queremos hacer.

CMR: No hay mucho de ilusión en hablar ya de una transición, no está el régimen todavía muy vivo. Cuando alguien dice el Gobierno está, el régimen está técnicamente caído aparece alguien diciendo no, el presidente Chávez tiene todavía muchos simpatizantes, tiene mucha fuerza.

RP: Es que eso de los simpatizantes se ha mitificado, aquí estamos viviendo de una cantidad de mitos, que si no intervención que si los simpatizantes; con Chávez está sólidamente un 15 por ciento de la población.

CMR: ¿Y eso no es mucho?

RP: Eso es mucho pero no alcanza para sostener a un régimen que lo único que tiene es eso, pero que tiene en contra todos los otros factores. En primer lugar tiene en contra al resto, a la mayoría nacional, a los que no son ese 15 por ciento, a los que ni siquiera son el 25 por ciento que no es que lo apoyan sino que prefieren que no, que se espere un poco más. Eso no alcanza cuando tienes encima a la industria petrolera internacional que incidentalmente tienen su nómina a George Bush y a su hijo y al señor Sheene, que es el vicepresidente que dicen que es quien corta el bacalao en los Estados Unidos; cuando tiene en contra el Vaticano, cuando tiene en contra a los empresarios y a los sindicalistas; bueno cuando no tiene a favor, cuando tiene por supuesto en contra las Fuerzas Armadas que están aterradas porque aquí hay un factor muy importante que es el problema de la narcoguerrilla, con la cual el presidente Chávez está en intolerable armonía, entonces bueno no tiene soporte y además le viene una crisis económica y financiera de grandes proporciones que le obliga. ..

CMR: Ya que tocas ese tema, el Presidente toma unas medidas que todos dicen son neoliberales, el Presiente dice: ¿Yo, neoliberal? ¡Jamás!, eso por supuesto es una falacia. Ya tú, en El Nuevo País pusiste el Presidente le volvió echar la culpa a los medios, pero más que a los medios, de la crisis le está echando la culpa por ejemplo al sector del comercio, a los comerciantes que son los responsables y son los inescrupulosos. ¿No estará el Presidente incitando alguna violencia ya por acá?

RP: El juega esa carta. En conversaciones con la gente seria del Gobierno, con los que serán líderes de la oposición dentro de poco tiempo. Ellos aceptan que este Gobierno está caído pero entonces te amenazan y dicen pero no será incruento. ¿Qué quiere decir?, que va a haber un alzamiento popular. Eso es mentira. El alcalde Bernal puede que haya distribuido unos chopos por ahí pero eso no funciona, eso no funciona; cuando tú sacas a la calle un batallón de infantería ahí no hay burro con reumatismo.

CMR: Ven acá, pero cuando tú decías el 15 por ciento no es mucho pero un 15 por ciento armado no es como demasiado.

RP: Pero es que no está armado ni va a pelear por Chávez, ya el chavismo de la calle acepta que la situación es insostenible, acepta; lo que no quiere es que le atropellen al Presidente, lo que quiere es una salida regular, una salida por una dimisión.

CMR: Si es así ¿tú aceptarías que entonces el fantasma de la violencia es un chantaje por parte del régimen?

RP: Es un chantaje, es una extorsión del régimen, de un régimen que ya no tiene de dónde agarrarse, es una extorsión; ya el país está deseando, incluso el país chavista por la presión psicológica que hay quiere que Chávez se vaya, se vaya para que cese la presión, que deje la Presidencia para que podamos vivir... No, así no se puede vivir, entonces esa presión psicológica que opera y que quién sabe la han creado los que están desmontando a Chávez porque hay un proceso hecho; si todo en Venezuela se hiciera tan bien como se está haciendo este proceso para desmontar el poder de Hugo Chávez, nosotros seríamos un país eficiente.

CMR: Entonces es cierta la conspiración.

RP: Eso no es conspiración, eso es un acuerdo para salir de una situación política insostenible.

CMR: Entonces vamos a hacer una cosa Rafael, vamos a hacer una pequeña pausa y al regreso, hasta donde te sea posible, vamos a ahondar un poco en la conspiración o mejor en el acuerdo. En breve regresamos con el periodista Rafael Poleo.

---

CMR: Continuamos nuestra conversación con Rafael Poleo. Rafael quedó en el aire antes de la pausa la pregunta, te preguntaba hay una conspiración entonces en efecto para derrocar al Presidente, tú decías no, eso no es una conspiración eso es tan sólo un acuerdo. Me gustaría que hablaras por.

RP: Mira, tú en esta cuña de Telcel ofreces el recurso de la comunicación para.

CMR: En el mes de los enamorados.

RP: Para llamar a la novia y hablar de amor, parlemos el amor, pero resulta que la mujer no te habla de eso, la mujer te empieza a hablar de Chávez, del Almirante; aquí ya no se puede ya ni hablar de amor con las mujeres, esa es la verdadera conspiración que hay, ese es un estado de ánimo general, la gente está exacerbada, está crispada con eso, el país; toda sociedad aguanta unos ciertos niveles de crispación que aquí se sobrepasaron hace tiempo.

CMR: Sí, hay un país extenuado.

RP: Hay un país extenuado que ya lo que pide: Anda vete vale para que me, déjame quieto; como un muchacho que no deja dormir y la gente necesita reposo. El cree, él como es.

CMR: ¿Y cómo vamos a salir del muchacho que no deja dormir, cómo sale el país de ese muchacho?

RP: Mira sin duda en este momento los factores reales de poder está discutiendo la metodología de la fase final, del acto final, de cuando lo van a invitar a retirarse y posiblemente sea una cosa muy civilizada, porque Chávez dice que él se faja pero él a la hora de la verdad coge para, tú sabes, para el Museo Militar. El se encarama, muy sabiamente por cierto, yo no se lo critico, posiblemente lo que yo haría también, porque él usa esos métodos que aprende. Tú comprendes a Chávez cuando lo analizas como un Teniente Coronel de Infantería, un Teniente Coronel de Paracaidistas que usa métodos disuasivos, que usa métodos distractivos y bueno eso, un cara pintada que te dice ya voy a tal cosa, yo me fajo hasta el final, no se faja. Chávez va a salir civilizadamente del poder y va a empezar a hacer. Ahora si se pone cómico aquí puede haber una tragedia porque desde luego hay un sector que dice para tener que irlo a cazar después a la montaña mejor salimos de eso ahora, si es verdad que él está montando un aparato con la narcoguerrilla, Chávez está manejando eso de la narcoguerrilla con un criterio. En el año 96, en diciembre del 96 Chávez va a La Habana -y yo tengo la grabación y tú debes haberla visto porque mucha gente la vio- él le dice a Fidel Castro: cuando estábamos en la escuela militar.

CMR: Sí, con su liquiliqui negro.

RP: Nosotros soñábamos que estábamos en la Sierra Maestra. El tiene ese sueño infantil del guerrillero, de las novelas de Salgari, de las novelas, eso ya no; entonces él está jugando, hay una actitud infantil, pueril en el Presidente y entonces él está jugando al guerrillero y él cree que va a montar en las montañas del suroeste de Venezuela un enlace con la guerrilla. Bueno los militares a quienes él lleva a eso por supuesto se le cuadran: sí, sí, yo voy Presidente, pero inmediatamente se reúnen y mira...

CMR: ¿Eso no tendría una vinculación con las milicias éstas de choque de Bernal como tú las definiste hace un momento?

RP: No, pero esas milicias de la ciudad esos no, mira la guerrilla es un pequeño grupo activo y es una cultura allá en Colombia que nosotros por supuesto no debemos absorber, es una manera de vivir además, la gente es guerrillero porque esa es la mejor industria, la mejor industria es la narcoguerrilla, la relación entre el negocio de producir y vender, exportar cocaína y la relación entre eso y un grupo militar que le da protección, le da cobertura a ese negocio.

CMR: Hace un momento dijiste si el muchacho se pone cómico y nuestros espectadores sabrán interpretar perfectamente la expresión, pero ese Estado cómico en el contexto internacional nos pone de una manera un poco delicada. Ahí en esa silla estuvo sentada la semana pasada la señora Drinak, la embajadora de Estados Unidos, que habló con mucha angustia y mucha sinceridad de la relación de nuestro gobierno y la simpatía de nuestro gobierno hacia la guerrilla; hoy mismo el señor Boucher volvió, del Departamento de Estado, volvió de alguna manera a hacer observaciones mientras acá teníamos este gran foro tercermundista de los países del Africa, del Caribe, donde el Presidente volvió a recordar a Frank Fano. ¿Esa circunstancia internacional de verdad va a intervenir en el caso extremo de ese cómico como lo habías definido?

RP: ...la intervención es una realidad. ¿Tú crees que los Estados Unidos van a dejar que se establezca un eje entre la narcoguerrilla colombiana y las Fuerzas Armadas Venezolanas y lo que puede pasar en el Brasil con Lula? ¿Tú crees que ellos van a dejar que esta área de abastecimiento energético fundamental?

CMR: Y en esa tónica recién escribiste la vinculación con la guerrilla, el narcotráfico y dijiste, soltaste una expresión demasiado peligrosa: "esto huele a Noriega".

RP: Esto huele a Noriega, esto huele a Noriega.

CMR: ¿Podrían hacer la misma cosa con el presidente Chávez?

RP: Lo que pasa es aquí esa intervención armada exterior no va a hacer falta, esto aquí lo van a resolver los factores reales de poder de Venezuela, lo están resolviendo porque tú ves que a Chávez lo están conduciendo, le están cavando la fosa y él contribuye. Hoy, con ese discurso absurdo de solidaridad con quienes esa no es la forma de solidaridad que debemos tener, bueno ya Chávez cabe en la fosa que se la ha cavado y en la cual él ha sacado la mayor parte de las paletadas, ya cabe completico ahí; es que es un caso, es un caso de incompetencia incluso política, porque teniendo el poder lo botó, lo botó, lo botó, ya te lo dicen las encuestas, ya te lo dice la letra chiquita de las encuestas cuando los chavistas aceptan que él no sirve como gobernante; yo no soy antichavista, yo a Chávez no le tengo mala voluntad y yo creo que si Chávez se comporta civilizadamente y dimite como dimiten los gobiernos en todos los países del mundo, los gobiernos cuando no pueden manejar la situación dimiten.

CMR: De una buena manera tener un segundo aire para el futuro.

RP: Claro. Y va para el futuro y va a la oposición y se aprende el país y se hace el cuento, asimila la enseñanza, en Chávez podemos tener un político sumamente interesante y yo no estoy porque se le cierre el paso, no, todo lo contrario porque este país necesita una izquierda, este país no puede caer tampoco en manos de una derecha egoísta, facinerosa ni de los partidos endemoniados que tuvimos ni del liderazgo super corrompido e incapaz que Venezuela padeció en los últimos años, no se trata de un retorno al pasado; se trata de abrir un compás donde todos discutamos a Venezuela y en este programa, en esta silla se sienten personas que van a presentarse a los ciudadanos y que los ciudadanos van a evaluarlos en cuanto a de qué son capaces.

CMR: Ya que hemos hablado de manera tan cruda y frontal de temas tan delicados, tengo una última pregunta...: ¿cuánto le queda a esto?

RP: Mira esto es como una, uno no es sino un cronista en una pelea de boxeo, viendo una pelea de boxeo, un cronista de boxeo. Yo tengo muchos años viendo este boxeo político y hasta boxeaba con algún éxito y te puedo decir mira este hombre no aguanta un par de rounds más, está cogiendo, ha cogido demasiado golpes malos, todo lo que, las piernas le flaquean, tiene los ojos vidriosos... desde luego que la pelea no la termina.

CMR: Rafael, gracias por venir esta noche acá a 30 Minutos, gracias a ustedes por permitirnos estar allí. Descansen y que sueñen bonito.

judithmartorelli@hotmail.com

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 15

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014