Lunes 20 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-11-08 a horas: 14:52:47

Bolivia: Mesa y las petroleras

Bolivia: Mesa y las petroleras Andrés Soliz Rada "Ahora deben hablar las regiones". Tal la expresión del Presidente Carlos Mesa, en respuesta al Proyecto de Ley de Hidrocarburos, de contenido nacionalista, aprobado el 20 de octubre pasado, por la Cámara de Diputados.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




10 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Bolivia: Mesa y las petroleras

Andrés Soliz Rada

"Ahora deben hablar las regiones". Tal la expresión del Presidente Carlos Mesa, en respuesta al Proyecto de Ley de Hidrocarburos, de contenido nacionalista, aprobado el 20 de octubre pasado, por la Cámara de Diputados.

Mesa no se refirió a todas las regiones, sino a Santa Cruz y Tarija, donde se ha concentrado la influencia de las petroleras. Las dirigencias cívicas de ambos departamentos, de acuerdo a lo previsto por el Jefe de Estado, rechazaron el proyecto y exigieron la realización inmediata de un referéndum que imponga el federalismo o las autonomías.

A fin de neutralizar la rebelión popular del 17 de octubre de 2003, que derrocó a Gonzalo Sánchez de Lozada (GSL), Mesa prometió referéndum, asamblea constituyente y una nueva ley de hidrocarburos que permita al país recuperar la propiedad de sus hidrocarburos, incrementar sus tributos al 50 %, industrializar el gas y re fundar YPFB. Desde entonces, sus esfuerzos se volcaron a incumplir sus promesas. El 20 de abril de 2004, envió al Parlamento un primer proyecto de Ley, que carecía de las características anotadas. El 18 de julio, se realizó el referéndum sobre los hidrocarburos, con preguntas tan confusas, que hacían prever el caos que hoy se vive. Días después, envió un segundo proyecto, denominado Ley Corta, por el que se facultaba al Ejecutivo a resolver, mediante reglamentos, los problemas centrales de la actividad petrolera. El nuevo borrador fue redactado por el asesor norteamericano J. Sallivan, previo pago de $US 123.000 (cedib.org, de 24-X-04). Un tercer borrador del Ejecutivo fue reemplazado por el Proyecto de los diputados al que hicimos referencia.

En forma previa, Mesa trató de condonar impuestos a las petroleras por 80 millones de dólares. Autorizó la monetización de parte de las acciones de los ciudadanos bolivianos que se hallan en manos del denominado Fondo de Capitalización Colectiva (FCC). Los puestos claves del manejo de la economía del país permanecen en manos de adherentes del "gonismo". Resulta curioso, por decir lo menos, el irrestricto apoyo que las dirigencias cívicas de Tarija y Santa Cruz brindaron en todo momento al ex presidente GSL, quien nunca disimuló su apego al centralismo como forma de controlar al país, en tanto que esas mismas dirigencias enfrentan a Mesa, a veces muy duramente, pese a que este proclama su adhesión al proyecto autonomista.

Los "barones" del estaño (Patiño, Hoschild y Aramayo), impusieron la visión centralista de la República, quienes, aliados a los latifundistas del altiplano y valles, consolidaron el poder de la oligarquía minero-feudal, que sometió a Bolivia hasta la revolución del 9 de abril de 1952. La derrota de la revolución nacional impulsó el poderío económico de GSL, quien, como heredero de los "barones" del estaño, hizo prevalecer su visión centralista, en virtud de la cual la economía boliviana debía girar alrededor de la minería. Se deduce, de lo anterior, que las dirigencias cívicas de Santa Cruz y Tarija están siendo utilizadas por transnacionales, cuyos intereses son ajenos a los del país. Así el eje Mesa, cívicos y petroleras, respaldado por embajadas de países imperiales, organismos internacionales y los presidentes de Brasil y Argentina, busca impedir que Bolivia cuente con una ley que detenga la succión de sus recursos energéticos.

En estos momentos, nuevos gasoductos se están construyendo de Argentina a Bolivia. Antes del referéndum (es decir sin consultar a la ciudadanía), Repsol Bolivia reanudó, a precios subvencionados, la venta de 4 millones de metros cúbicos diarios (MCD) a Repsol Argentina y Petrobrás. Esta operación contó con el apoyo del opositor Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales. Sin esperar la nueva Ley de Hidrocarburos, el volumen anterior fue aumentado a 6.5 millones de MCD. El 14 de octubre último, Kirchner y Mesa suscribieron una carta de intenciones para asegurar otro incremento que llegará a 20 millones de MCD adicionales, apenas los gasoductos estén concluidos. El eje de referencia coincide en el apuro de llevar el gas boliviano a México y EEUU. Las autonomías, basadas en la necesidad de construir una sociedad más justa y participativa, deberían servir para estructuras un bloque defensivo frente a las petroleras y no para astillar al país por tratar de defenderse.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014