Domingo 19 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-10-22 a horas: 08:40:19

Bolivia: olañetismo y enclaustramiento

Bolivia: olañetismo y enclaustramiento Andrés Soliz Rada El "olañetismo", corriente engendrada por Casimiro Olañeta, encarna a los terratenientes y dueños de minas que, después de servir a la monarquía hispana, fundó la República de Bolivia, usufructuando el sacrificio de miles de indígenas y mestizos, que lucharon por la independencia. El historiador Luis Paz indica que 102 jefes patriotas participaron en esa gesta. Al terminar la contienda, sólo cinco quedaron con vida, los que fueron marginados de la organización republicana, que continuó cobrando el "tributo indigenal" impuesto por el Rey de España. Los 97 restantes ofrendaron la suya en los patíbulos y campos de batalla.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




7 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Bolivia: olañetismo y enclaustramiento

Andrés Soliz Rada

El "olañetismo", corriente engendrada por Casimiro Olañeta, encarna a los terratenientes y dueños de minas que, después de servir a la monarquía hispana, fundó la República de Bolivia, usufructuando el sacrificio de miles de indígenas y mestizos, que lucharon por la independencia. El historiador Luis Paz indica que 102 jefes patriotas participaron en esa gesta. Al terminar la contienda, sólo cinco quedaron con vida, los que fueron marginados de la organización republicana, que continuó cobrando el "tributo indigenal" impuesto por el Rey de España. Los 97 restantes ofrendaron la suya en los patíbulos y campos de batalla.

El "olañetismo", reciclado en la oligarquía de la plata, en el Siglo XIX, en los "barones" del estaño, en la primera mitad del Siglo XX, y en los neoliberales, encabezados por Gonzalo Sánchez de Lozada (GSL), que se aprovecharon de la Revolución del 9 de abril de 1952, desde entonaces hasta ahora, se caracteriza, como advirtió el escritor Sergio Almaraz Paz, por succionar a Bolivia y despreciarla al mismo tiempo. Varios de sus ideólogos postularon el exterminio de los indígenas, debido, según ellos, a que son el lastre que impide el progreso de la República, aunque saben que sin el trabajo de quechuas, aymaras, mestizos y guaraníes no sería posible explotar las minas, roturar los campos ni recoger las cosechas.

La casta encomendera, asociada a la oligarquía y la masonería chilenas, las que dependían, a su vez de capitales y logieros ingleses, facilitó la pérdida del Litoral en la Guerra del Pacífico de 1879. La oligarquía de la plata, asociada a empresarios y gobernantes de Santiago, fue la "quinta columna" que paralizó las esfuerzos del país para defender su territorio y suscribió, casi con beneplácito, el ominoso Tratado de Paz y Amistad (sic), del 20 de octubre de 1904, por el que Bolivia cedió a perpetuidad su costa marítima al invasor.

Después de la fratricida contienda del Chaco (1932-1935), entre Bolivia y Paraguay, el nacionalismo boliviano, nutrido de contingentes indo mestizos, respondió al dominio oligárquico feudal, aliado al poder extranjero, con la nacionalización de la Standard Oil, el 13-III-37, dispuesta por el general David Toro, con el Decreto de 7-VI-39, por el que el Teniente Coronel Germán Busch, determinó que las divisas generadas por las exportaciones del estaño sean depositadas en el Banco Central, con el primer congreso indigenal, convocado por el Coronel Gualberto Villarroel, en 1944, proceso que culminará con la Revolución del 52, que nacionalizó las minas, dictó la reforma agraria y el voto universal y artículo al país, de oriente a occidente, con la carretera Cochabamba-Santa Cruz.

El general Alfredo Ovando y el político socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz volvieron a nacionalizar el petróleo, en 1969, que había sido desnacionalizado por Víctor Paz Estensoro y Hernán Siles Zuazo, en la transición de ambas presidencias, en 1956. Ante la usurpación "olañetista" y neoliberal del proceso nacionalista, los contingentes indo mestizos ofrendaron sus vidas, una vez más, el 17 de octubre de 2003. El precio pagado en esos acontecimientos ascendió a 67 muertos y alrededor de 400 heridos. Los combatientes populares lograron la fuga a EEUU de GSL y de sus ministros genocidas, pero el "olañetismo", una vez más, se aprovechó de esa victoria y pretende, hoy en día, mantener incólume, mediante la Presidencia de Carlos Mesa, vicepresidente del derrocado, la entrega del gas y del

petróleo a las transnacionales dispuesta por el "gonismo".

Bolivia, a cien años del Tratado de 1904, está nuevamente convulsionada. En momentos en que el Parlamento discute una nueva Ley de Hidrocarburos, en una trinchera están los descendientes del "olañetismo", de la casta encomendera, de las oligarquías de la plata y del estaño, hoy agentes de las petroleras, en la otra, el pueblo indo mestizo, que rememora a sus mártires de tantas jornadas en las que se ofrendó la vida por la aún pendiente liberación

nacional.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014