Miercoles 14 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-10-21 a horas: 10:34:38

Recuerdos del Aleph criollo

Recuerdos del Aleph criollo Ramón Rocha Monroy Este sábado me fui muy temprano a La Cancha para conocer los últimos gritos de la moda en ropa usada, y salí con una magnífica remera marca Sope Creek 100% cotton que me atrajo porque tiene bordado un escudito de Saint Thomas, la isla donde vivió exiliado Antonio José de Sucre y donde recaló cuántas veces Simón Bolívar huyendo de la persecución española, porque Saint Thomas era colonia inglesa y está ubicada en esa ronda de islas frente a Cumaná que rodea el Mar Caribe.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




8 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Recuerdos del Aleph criollo

Ramón Rocha Monroy

Este sábado me fui muy temprano a La Cancha para conocer los últimos gritos de la moda en ropa usada, y salí con una magnífica remera marca Sope Creek 100% cotton que me atrajo porque tiene bordado un escudito de Saint Thomas, la isla donde vivió exiliado Antonio José de Sucre y donde recaló cuántas veces Simón Bolívar huyendo de la persecución española, porque Saint Thomas era colonia inglesa y está ubicada en esa ronda de islas frente a Cumaná que rodea el Mar Caribe.

Por supuesto la estrené de inmediato y me fui a comer un buen chorizo donde doña Mery Díaz, a quien me une un viejo y grande afecto, porque allí, bajo esa mesa celeste y forrada con hule, pude ver, hace más de 30 años, ese Aleph criollo que me llevó a cometer ?Allá Lejos?, mi primera novela. Por entonces tenía 22 años y no me cansaba de apreciar detalles del inusitado tráfico que demandaba el servir chorizos. Una señora ya viejita pero majestuosa presidía el altar mayor embutiendo carne en delgadas tripas usando un embudo de lata, y la rodeaban tres o cuatro acólitas que repetían sus gestos. Su hija controlaba el servicio, pero hacía mucho más que eso, porque recuerdo que me encandiló con sus negros ojos homéricos. Ahí fue que pude ver el Aleph criollo, pues traté de imaginar a qué sabe el beso de una morena de esas cálidas proporciones, y de pronto adiviné el secreto: un beso de esa mujer de negros ojos homéricos seguramente sabe a todos los sabores criollos juntos, o mejor, no será un beso casto, con sabor a agua clara, sino que producirá esa rotunda sensación papilar que provoca una buena presa de chanka de conejo o de ají de lengua cuando uno la rocía con buena llajua y se la lleva por fin a la boca. En esa alucinación que sufrí hasta que se me enfrió el chorizo, hallé el tema de mi novela Allá Lejos.

¡Cómo ha pasado el tiempo! La madre majestuosa que presidía a esa grata familia ya pasó a mejor vida, lo mismo que el mayor de sus hijos, a quien todavía recuerdo con su porte de Ceca Diablo, sus patillas mexicanas y su sombrero negro de gitano. Ya no la veo a la otra hija, la de los ojos homéricos, pero ahora preside el servicio doña Mery Díaz. Cualquiera diría que en ella me inspiré para crear esa ?personaja? gorda y maravillosa de Allá Lejos; pero, como dice Adal Ramones, ¡no es cierto! No es cierto porque doña Mery era por entonces muy joven, robusta y rubicunda, sí, pero casi una niña.

Queda el padre, un viejo y gallardo cochabambino que me reconoce aunque sólo nos conocemos de vista. Me pregunta por el sabor del plato de chorizo que me trajo su hijo el menor y no sé cómo explicarle mi emoción al sentir eso que Borges llamaba conjunción. Conjunción entre el sabor del embutido, la textura del mote y la presencia sutil de la quilquiña en la ?sarsa? que corona el plato. Conjunción de esa mezcla orquestal de sabores, con el recuerdo de aquel Aleph que un día, hace treinta años, me fue dado conocer saboreando el mismo plato y sentado a la misma celeste mesa.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014