Miercoles 14 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-10-17 a horas: 11:27:28

El humor político

El humor político Ramon Rocha Monroy Los bolivianos estamos tan encandilados con la crisis que tenemos una preferencia desesperante por el chiste político; preferencia que se agudiza en la sede del gobierno. Lo grave es que los espectáculos de variedades lo han adoptado y están perdiendo su atractivo. No es un humor de gran factura, porque se basa en puros juegos de palabras, como ese que dice que el gobierno ha sustituido el cuoteo político por el cuateo político. En fin, hasta la náusea. En esa línea están también los apodos políticos.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




7 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El humor político

Ramon Rocha Monroy

Los bolivianos estamos tan encandilados con la crisis que tenemos una preferencia desesperante por el chiste político; preferencia que se agudiza en la sede del gobierno. Lo grave es que los espectáculos de variedades lo han adoptado y están perdiendo su atractivo. No es un humor de gran factura, porque se basa en puros juegos de palabras, como ese que dice que el gobierno ha sustituido el cuoteo político por el cuateo político. En fin, hasta la náusea. En esa línea están también los apodos políticos.

Quizá ello se deba al continente solemne que adoptan los ciudadanos no bien se transforman en honorables, en "padres de la patria". Después de ser ungidos, no se permiten una sola frase ya no digamos humorística, sino ingeniosa, por temor a perder seriedad, gravedad, imagen de bronce. En cambio, cuando hablan con el ciudadano común, se pasan de corchos. ¡Cómo sonríen y con qué interés escuchan los problemas de sus electores! Esto, claro está, mientras son candidatos; porque luego que son elegidos, ya no tendrán tiempo ni para sonreír.

No hay nada más solemne ni más alejado del poder que el humor. En Uruguay, el presidente Sanguinetti era de los pocos en el mundo que ofrecía una parrillada mensual a sus antiguos colegas periodistas, para disfrutar de los chistes que hacían a costa suya. Salía a veces de palacio, recorría a pie la avenida 18 de julio y compartía un par de horas en la mesa de café habitual, con sus viejos amigos. Este era un atributo de los políticos izquierdistas: como estaban alejados del poder, el humor que usaban era incitante, cautivante, seductor. Usaban un humor inteligente y divertido. Lástima que viniera la democracia y los convirtiera en lo que son hoy, en asnos graves.

La prensa no perdonó a Jaime Paz que al igual que cualquier ciudadano se fuera una noche a bailar al Loro en su Salsa. ¡Con qué furor de torquemadas le criticaron ese gesto cotidiano! Del mismo modo, hoy los mexicanos critican duramente al presidente Fox que haya aceptado dialogar con Adal Ramones.

Al menos en la Edad Media, los representantes del poder tenían como contrapeso a sus bufones o a sus grandes autores de comedias satíricas.

Vistas estas desventajas, uno no se explica por qué los ciudadanos tocados por la gracia y la fortuna, se empeñan tanto en ser políticos, si saben que lo primero que perderán es el humor.

Decía Borges que para nosotros, los gringos son de por sí chistosos. Deberíamos agregar que también los políticos, en especial los que salen en campaña. ¡Con qué aire de seductores bisexuales hablan y besan a hombres y mujeres! Cómo les gusta empanadear, sonreír, controlarse, simular virtudes que antes no practicaban. ¡Y cómo buscan ser entrevistados! En este rubro hemos tenido buenos ejemplares. Basta pasar por la Plaza principal para volver a verlos precisamente allí donde se aglomeran los periodistas. Se aproximan como al descuido, son acosados por las cámaras, y entonces sueltan opiniones sobre cualquier tema, no importa, con tal de que la ciudadanía los vea en la telenovela política diaria.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014