Martes 17 de septiembre del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-07-13 a horas: 12:08:19

Dos recursos naturales: gas y espacio radioeléctrico

Dos recursos naturales: gas y espacio radioeléctrico Alfonso Gumucio Dagron Medio millón de dólares? es un montón de dinero para que se lo embolsillen los canales de televisión. Este país es realmente surrealista y a veces difícil de entender. ¿Cómo es posible que los canales de televisión no tengan un mínimo de altruismo y de espíritu de solidaridad con la población?

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




11 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Dos recursos naturales: gas y espacio radioeléctrico

Alfonso Gumucio Dagron

El referendo sobre el gas, a medida que se acerca, despierta sentimientos encontrados en la opinión pública. Hay quienes se oponen a él desde extremos que, por muy opuestos, se tocan y coinciden. Unos afirman que el pueblo no tiene la madurez ni la información necesaria para emitir una opinión sobre un tema eminentemente técnico. Otros, ven en el referendo una especie de pulseta política, sin consecuencias reales sobre la suerte del gas, aunque sí para la suerte del gobierno. Los sectores de la COB que todavía están bajo la batuta torcida de Solares, ya han anunciado que no reconocerán los resultados del referendo, sobre todo desde que las encuestas adelantan que el SI podría ser vencedor. En una posición similar, los que defienden los intereses de las grandes empresas, se asustan ante la posibilidad de que el SI determine la recuperación de la propiedad del gas en boca de pozo (el gas que está a 6 mil metros de profundidad no ha dejado nunca de ser nuestro) y que se deje sin efecto la Ley de Hidrocarburos aprobada durante la presidencia de Seanchez de Lozada.

Una de las críticas que se le hizo al gobierno, fue la falta de información pública sobre el tema. Aún quienes apoyan la realización del referendo consideraban, pocas semanas atrás, que la población no estaba suficientemente informada y que en esas condiciones, no se podía esperar que su voto fuera un voto educado, razonado y consciente. Ciertamente, hay referencias en las cinco preguntas, que necesitan ser claramente explicadas. La sola mención de la "Ley de Hidrocarburos 1689" o de la refundación de YPFB, requieren de explicaciones detalladas, pero al mismo tiempo sencillas y accesibles.

Con cierto retraso, la campaña de información del gobierno ha empezado con fuerza en la televisión, en la radio y a través de un millón de cartillas distribuidas entre la población, un número quizás insuficiente para cubrir a todos los potenciales votantes. Se han producido 30 spots para la televisión y otro tanto para la radio, y según informa Sandra Aliaga, Directora de Comunicación del Gobierno, sólo en televisión se ha gastado alrededor de 500 mil dólares.

Medio millón de dólares? es un montón de dinero para que se lo embolsillen los canales de televisión. Este país es realmente surrealista y a veces difícil de entender. ¿Cómo es posible que los canales de televisión no tengan un mínimo de altruismo y de espíritu de solidaridad con la población? Puesto que se trata de una campaña educativa de carácter nacional, lo lógico hubiera sido que los canales de televisión y las emisoras de radio, ofrezcan voluntariamente espacios gratuitos de información pública. Sin embargo, sacan a luz su codicia para usufructuar una vez más del dinero público y llenar sus arcas con una campaña de educación de cuyo éxito depende un voto razonado e informado. Ese medio millón de dólares podría servir para imprimir más cartillas o para garantizar el voto de las comunidades más alejadas.

Ante la falta de apoyo de los medios de información privados, y en particular de los canales y canaletas de televisión, sería importante que el gobierno impulse medidas como las que hace mucho tiempo existen en otros países: una legislación que obliga a los medios de comunicación privados, a destinar hasta un 10 % o 12% del tiempo de la parrilla de programación, a anuncios de interés público. Este es un derecho consagrado que tienen los estados, ya que han cedido a manos privadas un bien público nacional, un recurso natural de propiedad colectiva, como es el espectro radioeléctrico que usan las cadenas de radio y de televisión para transmitir (basura, la mayor parte del tiempo).

El gobierno debe recuperar mediante un decreto ese 10% o 12% de espacio de antena para servicio público, y de esa manera devolvernos una parte de lo que a todos nos pertenece: el espectro radioeléctrico. De otro modo estamos en manos de los mercachifles que usan el patrimonio natural público, para bombardearnos con basura alienante y publicidad.

Ojalá veamos a la COB y a las otras organizaciones que defienden agresivamente la recuperación de nuestro gas, llevar adelante una lucha similar para recuperar el espacio radioeléctrico, que de acuerdo a las convenciones internacionales, es también un recurso natural de utilidad pública. Habría que hacer primero una cartilla con dibujos para que Solares entienda de lo que estamos hablando.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014