Martes 18 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-06-14 a horas: 12:47:13

Una reflexión política

Una reflexión política Ramón Rocha Monroy En la historia universal de la democracia, nadie ha podido conducir un proceso sin alguna forma de disciplinar la opinión agrupándola en un bloque de consenso. No sé qué otro nombre se le puede dar a esa forma, que no sea el de partido político o, al menos, movimiento.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




8 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Una reflexión política

Ramón Rocha Monroy

En la historia universal de la democracia, nadie ha podido conducir un proceso sin alguna forma de disciplinar la opinión agrupándola en un bloque de consenso. No sé qué otro nombre se le puede dar a esa forma, que no sea el de partido político o, al menos, movimiento.

En Grecia o Roma, en Inglaterra, Francia o los Estados Unidos, pero aun bajo la dominación nazi o fascista, los procesos no hubieran podido marchar si no tenían el respaldo de una organización política. Lo propio ocurrió en la órbita socialista, pues la fórmula más estricta de organización de un partido político ha sido inspiración de Vladimir Ilich Lenin, el inventor del partido de cuadros, de militancia cerrada y compartimentada y de células que conformaban un poderoso organismo político.

Como contrapartida, la posibilidad de gobernar sobre la opinión libre y distinta de cada uno de los ciudadanos que componen la sociedad, es una utopía anarquista. Nadie puede negar que tenga su encanto, pero hasta hoy no ha funcionado jamás, como no sea en comunas o pequeñas sociedades, como un barrio o un municipio, donde los ciudadanos se reúnen en asamblea, deciden el rumbo de las cosas y se marchan a sus casas.

Con esta advertencia histórica, no me explico, y perdonen mi falta de luces, cómo es posible que se quiera gobernar un país, con un Ejecutivo que se equilibra dificultosamente sobre la opinión discordante de 8 millones de habitantes. Cómo es posible, si además vivimos la peor crisis económica y financiera de nuestra historia. Para enfrentar una crisis, se necesita un gobierno fuerte, basado en un bloque en el poder que haya merecido el voto ciudadano, es decir, la confianza en el modelo que propone para salvar al país de la crisis. ¿Cómo se puede suplir esto con un gobierno equilibrista?

En otras sociedades, en otros países, cuando se presenta este vacío de poder, sencillamente se convoca a elecciones generales, a ver qué proponen los partidos y los movimientos políticos para acceder al gobieno sobre una sólida base social, es decir, sobre un bloque en el poder debidamente conformado. ¡No existe otra fórmula!

Es evidente que los partidos políticos se han desgastado y han perdido sus perfiles originales a fuerza de ceder posiciones para conformar frentes de gobierno. Pero realmente no veo cómo pueden ser reemplazados por un vacío de organizaciones sobre el cual flota un Ejecutivo equilibrista. La única forma de sustituirlos es conformar nuevas organizaciones políticas, incluso desgajando las tendencias renovadoras de los partidos tradicionales. ¡No existe otra fórmula!

Empecinarse en conducir este periodo crítico de nuestra historia caminando en la cuerda floja sólo puede llevarnos a caer al vacío y sin red de protección. El artista en equilibrio podrá inventar piruetas y suertes que provoquen el aplauso momentáneo del público, pero no hay ninguna garantía de que cumpla su cometido

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014