Jueves 15 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-05-28 a horas: 10:49:44

La inocentemente culposa Gabriela Oviedo

La inocentemente culposa Gabriela Oviedo Erick Fajardo Pozo Gabriela Oviedo ha demostrado ser la más leal representante del sentir y del pensar (sí es que esto corresponde) de la minoría predominante en el sur del país y ha demostrado una asombrosa capacidad de síntesis al condensar en apenas un par de oraciones, el discurso ideológico excluyente que le ha tomado siglos desarrollar, y múltiples ediciones literarias para difundir, a varias generaciones de cívicos cruceños.

Erick Fajardo

Es periodista, reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Erick Fajardo




6 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

La inocentemente culposa Gabriela Oviedo

Erick Fajardo Pozo

Gabriela Oviedo ha demostrado ser la más leal representante del sentir y del pensar (sí es que esto corresponde) de la minoría predominante en el sur del país y ha demostrado una asombrosa capacidad de síntesis al condensar en apenas un par de oraciones, el discurso ideológico excluyente que le ha tomado siglos desarrollar, y múltiples ediciones literarias para difundir, a varias generaciones de cívicos cruceños.

La industria de la belleza y las corporaciones de su cultivo artificial, han transformado el rol social y cultural de la mujer del sur de Bolivia convirtiéndola en el eje de un singular ciclo de consumo dentro la cada vez más redituable industria sin chimeneas del turismo hedonista. Este es un mercado que no sólo produce réditos económicos significativos estimulando la economía de las necesidades creadas, sino que sirve además a la urgencia de una minoría castiza cada vez más reducida, de diferenciarse de "el otro - indígena", vía vínculos de aproximación y afinidad con sus antecedentes étnicos y culturales occidentales, asumidos como "lo propio".

El hedonismo, entendido como el cultivo y consumo del placer, se ha convertido en el credo cruceño y consolidar una ritualidad de consumo en torno a ese singular credo le ha costado a Santa Cruz, una enorme inversión de tiempo y dinero, pero le ha significado una pérdida infinitamente mayor en otros capitales. Ha descuidado, por ejemplo, el cultivo de la espiritualidad y el desarrollo de la reflexión intelectual por el culto al cuerpo.

Pese a que la realidad social y la composición étnica de sus cinco anillos urbanos exteriores hablan elocuentemente de la presencia en pleno Santa Cruz de esa Bolivia que Oviedo niega, su negación es apenas la evidencia de que la "otra" Bolivia a la que la "Miss" dice representar, no se circunscribe ni siquiera a ese departamento en su integridad, sino a aquella pequeña y excluyente minoría que no se aleja demasiado del centro histórico de Santa Cruz para no chocarse con la evidencia de que "lo indio" y "lo andino", son sus vecinos.

Por ello, más que un exabrupto, lo de Oviedo es una muestra del enorme costo cultural que ha tenido para una región económicamente productiva, el vaciamiento crítico y el romance con la estética de consumo que devienen del exitismo de la holganza económica siempre pasajera. Es evidente que la necesidad de Oviedo de legitimarse como parte de "el otro lado", no evoca precisamente al sentir de un "sur de Bolivia" que acaba de pronunciarse en las encuestas de Unitel y Erbol contra las peroratas globalofílicas de sus "representantes" cívicos, sino que representa más bien a la necesidad de aproximación a una utopía desarrollista que se concibe como horizonte de una elite económica cruceña, eventualmente activa.

Por eso reclamar culpas a la Srita. Oviedo es injusto y estéril cuando está lejos de comprender que la economía artificial en que se sustenta el nivel de vida de la casta blanca cruceña, está construido sobre la deuda externa que aún hoy paga el occidente del país en la misma proporción que hace veinte años, cuando los créditos a pérdida del estado boliviano sustentaron la constitución de la economía industrial en Santa Cruz y con ella la consolidación de ese estrato de privilegios que hoy se da el lujo de menoscabar a un occidente cuya mano de obra construyó sus ciudades y cuyas regalías mineras les permitió sobrevivir cuando todavía su máximo capital era su inclaudicable orgullo de ser blancos.

Sin duda la belleza es un producto acabado mucho más lucrativo, si su "materia prima" está absolutamente desprovista de cuestionamientos existenciales que conflictúen la espartana disciplina de los gimnasios, distraigan su mente de memorizar frases hechas y contamine con aflicciones los rostros risueños y las sonrisas perfectas.

Como otras miles de jóvenes cruceñas de clase media que crecen en la expectativa de materializar los estereotipos de consumo estético, Oviedo es apenas la sinceridad y la inocencia encarnadas en el producto acabado de un proceso industrial que ha hecho de la mujer la exacerbación de la forma y que es central en la economía de Santa Cruz. Si de por medio se ha practicado el vaciamiento crítico de ella y otras tantas como ella, sus expresiones públicas son apenas el reflejo del imaginario social que las construye y del discurso manifiesto en su contexto social.

En consideración de aquello, Gabriela Oviedo es la menos culpable de sus ideas y sus palabras

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014