Domingo 26 de mayo del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-05-27 a horas: 12:14:35

Un tratado de la seducción

Un tratado de la seducción Ramón Rocha Monroy Si contáramos la historia nacional a la manera de Homero, quizá no encontraríamos sino dos héroes: Simón I. Patiño, que construyó la fortuna más grande jamás concebida en un país monoproductor de minas y Juan Lechín Oquendo, el que la arrebató, como Prometeo el fuego sagrado, para entregarla a los hombres.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




12 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Un tratado de la seducción

Ramón Rocha Monroy

Si contáramos la historia nacional a la manera de Homero, quizá no encontraríamos sino dos héroes: Simón I. Patiño, que construyó la fortuna más grande jamás concebida en un país monoproductor de minas y Juan Lechín Oquendo, el que la arrebató, como Prometeo el fuego sagrado, para entregarla a los hombres.

Por eso me pareció un maravilloso juego de simetrías la presencia de Juan Claudio Lechín, el hijo del héroe, en el Palacio de Simón I. Patiño, donde concurrió a la entrega de su novela "La gula del picaflor", que está inspirada en el héroe, su padre, y ganó la sexta versión del Premio Nacional "Alfaguara".

Mientras se desarrollaba el acto, reviví la velación de los restos del viejo líder en el Congreso, escoltado por una guardia permanente de mineros, y el homenaje que imaginamos con Juan Claudio para el entierro: veintiún salvas de dinamita y una simbólica granada de gas, en lugar de los consabidos veintiún cañonazos del rito. Hubiéramos resumido así la tensión de multitudes en que vivió Don Juan desde su primera juventud, cuando aprendió a domar los tímpanos para la ruda percusión del pueblo en las calles.

Aunque no leí todavía la novela, me sedujo, debo decirlo, el discurso de Juan Claudio Lechín que compendió una hermenéutica del oficio de seductor. ¿Qué fue su padre, sino un fino seductor de damas y de multitudes? ¿Y qué es Juan Claudio, sino un fino seductor de lectores y escuchas? Hay una información genética y cultural tan densa y desconcertante en él, que a ratos me parece engendrado por la Biblia, como una encarnación vicaria del verbo. Quizá por eso gusta de hablar con parábolas y, aun más, conoce tan bien los universos que encierra cada palabra, que las usa y pronuncia como si las sedujera.

"A pesar de la amenaza que es un seductor ?dijo Juan Claudio--, he percibido que la gente lo recibe con una cierta picardía, como un personaje entre respetable y cómico. Apenas yo comentaba que esta novela se trataba de un congreso de seductores, inmediatamente aparecía un gesto de júbilo, de complicidad, de interés. Parece que en el seductor o en su mito se agasaja y hasta se envidia la trasgresión moral, el uso del engaño como ganzúa para lograr su propósito amoroso. He constatado que esta reacción se produce tanto en hombres como en mujeres".

Me conmovió, en especial, el último periodo de su discurso, que bien pudo haberlo dicho Telémaco en el funeral de su padre: "A pesar de que el pasaje de don Juan se trata de una semi fabulación de mi imaginación ya que no está muy lejos de los hechos, es a ese hombre, y a esa épica final, a quien he querido honrar".

Cómo recordé, entonces, una vieja frase del poeta chileno Nicanor Parra, el célebre autor de los Antipoemas: "Antes vivía de provocar; con los años, prefiero ejercer el delicado oficio de seducir".

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014