Miercoles 14 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-04-12 a horas: 12:46:40

El MAS y los menos

El MAS y los menos Alfonso Gumucio Dagron Me declaro agradablemente sorprendido. El MAS crece día a día como movimiento de vanguardia en la política boliviana, mientras los politiqueros de medio pelo están cada día más aislados, son los menos. Menos, menores, minúsculos, insignificantes, diminutos? pero joden como pulga en la oreja.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




14 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El MAS y los menos

Alfonso Gumucio Dagron

Me declaro agradablemente sorprendido. El MAS crece día a día como movimiento de vanguardia en la política boliviana, mientras los politiqueros de medio pelo están cada día más aislados, son los menos. Menos, menores, minúsculos, insignificantes, diminutos? pero joden como pulga en la oreja.

El MAS tiene la capacidad de sorprender por su actitud responsable de cara al país, mientras que las reacciones de partidos quemados como el MIR o como el NFR ya no sorprenden a nadie. El principal dirigente del NFR, Manfredo Reyes Villa, exhibe sus celos de mujer despechada cuando critica las gestiones que hizo Evo Morales en Venezuela, en favor de Bolivia. Nadie duda que el Capitán Piñata hubiera hecho -como hace cada día- todo lo contrario a los intereses del país. Si le tocara estar -pero no le toca, por suerte- con el presidente de algún país amigo, seguramente trataría de hundir el proceso democrático, sabotear la posibilidad de una recuperación económica, y buscar apoyo para desestabilizar al gobierno. Por eso critica a Evo Morales, porque el capitancito es sin duda un militante furibundo de las causas torcidas y sólo hace algo por el país cuando puede sacar ventaja personal.

Cómo se explica, de otra manera, la declaración que hemos leído de Reyes Villa, uno de los "menos" (signo negativo) de este país, cuando dice que Evo Morales se ha convertido en "canciller de facto". Milico caradura, debería estar agradecido de que haya dirigentes políticos que entiendan que sacar a Bolivia de la crisis es responsabilidad de todos los bolivianos y no solamente del gobierno. Si cada quien contribuyera con la misma generosidad, no estaríamos en la situación en la que estamos. Y no olvidemos que estamos en esta situación dramática por la culpa de crápulas como el Capitán Piñata y Mickey Mouse, que ahora quieren lavarse las manos y endilgar toda la responsabilidad sobre Goni, cuando ellos fueron co-gobierno hasta el último minuto. El gran error fue no montarlos en el mismo avión en que Goni salió del país. Pero nunca es tarde, no se sientan tan confiados, ni crean que pueden jugar con la paciencia de la gente.

En todos los temas conflictivos que han ocupado el debate político de los últimos meses, el MAS ha mostrado una actitud desprendida y abierta al diálogo. Mientras unos cuantos dirigentes sindicales gritones, que no representan a la mayoría de los trabajadores, se empeñan en provocar una situación de crisis política con amenazas de huelgas y marchas, la mayoría de la población en las diferentes regiones del país comienza a valorar el sentido de una oposición responsable.

¿Cómo se describe una oposición responsable?

Primero, es una oposición que ejerce una vigilancia crítica sobre las medidas que toma el gobierno. Está siempre atenta a cualquier medida que vaya en contra de los intereses del país.

Segundo, es una oposición que no entra en el juego de chantaje al gobierno. No aprueba las medidas del gobierno o las leyes que propugna el gobierno, a cambio de puestos en la administración pública o prebendas de otro tipo.

Tercero, es una oposición que no pierde oportunidad de respaldar al país, a la nación, en los foros internacionales y en los contactos bilaterales.

Cuarto, es una oposición que actúa de manera consecuente para dar ejemplo y sentar precedente. Por ejemplo, regresa dinero al Estado, decide contribuir voluntariamente con parte del salario de sus diputados, promueve la disminución de dietas y el ahorro.

En los últimos meses, el MAS se ajusta a esa descripción de oposición responsable. Evo Morales se ha dado cuenta de que se puede hacer oposición al gobierno, sin dañar a la nación. A diferencia de algunos dirigentes tan ignorantes como bocones (por suerte cada día más aislados), Evo Morales es capaz de establecer la diferencia entre el poder ejecutivo y el Estado. Sabe que sabotear la economía nacional le hace daño al país, es decir, a todos los bolivianos, y no solamente al gobierno de turno. Sabe que los problemas económicos de Bolivia ?no del gobierno- son tan agudos, que sencillamente no hay recursos para cubrir las necesidades básicas, y el país se ve obligado a mendigar ante los organismos internacionales para poder pagar salarios.

Los "menos", los de signo negativo, los que tienen la boca grande y las ideas pequeñas, no cesan de exigir aumentos, pagos, regalos, compras, beneficios, etc., aunque estén al margen de la ley y aunque saben que el país carece de recursos. Con una mano extendida piden cosas, con la otra cierran la válvula hacia las soluciones económicas. Esto queda muy claro con el debate en torno al gas y la negativa de algunos oligofrénicos a vender a la Argentina, con el argumento ?que sólo un cerebro obtuso puede esgrimir- de que "Argentina le va a re-vender el gas a Chile". Estamos muriéndonos de hambre, somos el país más mísero del continente, y todavía nos damos esos aires pendejos (en el sentido mejicano de la palabra: estúpidos).

No me cabe la menor duda de que si el MAS persiste en este camino de responsabilidad compartida, no solamente está creciendo como alternativa de gobierno en el futuro, sino que está contribuyendo a clarear el espectro político, porque deja "sin texto" a los corruptos del NFR y del MIR, y a los partidos de por sí debilitados por la historia, como el MNR, ADN o MIP. En la medida en que el MAS continúe haciendo una oposición crítica pero constructiva, y sin pedir nada a cambio, se desmarca completamente de la tradicional política de las prebendas, que tanto daño le ha hecho al país, y que todavía sigue gobernando en el Congreso.

Para que el ejercicio del chantaje parlamentario se acabe de una vez por todas, tiene que haber una renovación profunda en el Congreso. No olvidemos que este es el "viejo" Congreso, el que fue elegido para acompañar a Goni. Muchos parlamentarios deberían estar en sus casas o en la cárcel. Estos nuevos tiempos necesitan de un nuevo Congreso (o Asamblea), donde no haya lugar para diputados y senadores con aires feudales y colas de paja.

Estamos viviendo una etapa nueva, que quizás no se caracteriza por una revolución en las estructuras sociales y económicas, pero sí en un cambio en la manera de pensar sobre la política. La gente está harta de politiquería y harta de los partidos tradicionales. Surgen, luego de muchos años, fuerzas nuevas y líderes nuevos. La derecha se renueva con Tuto Quiroga, el centro se renueva con Doria Medina y la izquierda se renueva con Evo Morales, que les lleva bastante ventaja a los otros dos. A diferencia del MAS, las otras dos incipientes agrupaciones políticas no osan saltar a la palestra todavía, no quieren que la gente les obligue a tomar posiciones claras. El MAS, en su diario caminar, ya ha demostrado cual es su posición y cómo responde a la voluntad de la mayoría de la población.

Pero así como el MAS mantiene una actitud de vigilancia y de oposición constructiva y apoyo crítico al gobierno de Carlos Mesa, nosotros también mantendremos esa actitud vigilante y de apoyo crítico al MAS.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014