Jueves 13 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-03-22 a horas: 11:25:33

Chantajes fiscales inaceptables

Chantajes fiscales inaceptables Vincent Gómez-García Palao La aguda crisis fiscal que está viviendo el país, reflejada en dos gestiones con un déficit fiscal superior al 8% del PIB y la práctica iliquidez del Tesoro que depende de donaciones y préstamos externos para pagar sueldos de la administración pública parece haber paralizado totalmente al gobierno, que no atina a formular una política coherente de ajuste de mediano plazo limitándose a chantajear y atemorizar a la población.

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




8 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Chantajes fiscales inaceptables

Vincent Gómez-García Palao

La aguda crisis fiscal que está viviendo el país, reflejada en dos gestiones con un déficit fiscal superior al 8% del PIB y la práctica iliquidez del Tesoro que depende de donaciones y préstamos externos para pagar sueldos de la administración pública parece haber paralizado totalmente al gobierno, que no atina a formular una política coherente de ajuste de mediano plazo limitándose a chantajear y atemorizar a la población.

En efecto, la propuesta de impuestos presentados por el gobierno el pasado 1ro. de febrero, además de sus inconsistencias ya largamente comentadas, no representaban ?aún en el caso de haber sido aprobadas en su formulación original- ninguna solución estructural para el problema fiscal que vive el país. Es más, era evidente que el único objetivo detrás de esas iniciativas era tener alguna carta de negociación para seguir pidiendo limosna a la cooperación internacional. Resulta penoso tener que leer declaraciones de nuestros "negociadores" ante la comunidad financiera internacional donde los representantes bolivianos hacen eco de las supuestas amenazas de los organismos multilaterales de financiamiento y/o de los países donantes: si no se aprueba tal impuesto, entonces no habrán donaciones para seguir pagando sueldos o, peor aún, que vendrán en un mes a tomarnos examen y ver si pagamos o no impuestos.

Un gobierno que no tiene la capacidad de formular una visión de país no tiene derecho de chantajear a sus representados. Decir: paguen impuestos -que igual no resuelven nada- o volveremos a la hiperinflación de los ochenta y/o la comunidad internacional dejará de darnos lismona para el engorde del aparato público, es inaceptable.

Sin entrar en consideraciones relacionadas con temas que deberían ser de orden interno como el tratamiento impositivo al sector de hidrocarburos, aunque aparentemente las presiones externas de las empresas multinacionales tienen mayor peso que cualquier factor político doméstico, y sólo concentrándonos en nuestra relación con el sistema multilateral de financiamiento convendría que el gobierno vea lo que está pasando en nuestro entorno vecinal inmediato, donde los presidentes de Argentina y Brasil le han mandado un fuerte mensaje al Fondo Monetario Internacional, indicándole que ya no están dispuestos a aceptar su ortodoxia fiscal que sólo ha profundizado la pobreza en todos nuestros países. En efecto, las declaración conjunta de los presidentes Lula y Kirschner es una clara manifestación de voluntad política que plantea un alto al sacrificio del crecimiento en aras del fiel cumplimiento del "Consenso de Washington"; más allá de la retórica política, ellos proponen concretamente replantear la manera de medir las metas fiscales, dándole un tratamiento distinto a la inversión pública de carácter productivo.

En el caso de nuestro país, en lugar de ir a hacerse jalar las orejas de la manera más indignante ?de ser ciertas las declaraciones de nuestros representantes- corresponde que se replante el financiamiento del déficit de pensiones y el pago de la deuda externa pública, que ambos equivalen al actual déficit fiscal. Por un lado, nos correspondería a nosotros exigir que la comunidad internacional nos ayude a resolver el financiamiento del déficit de pensiones, ya que el mismo fue creado a instancias ?por no decir presión- de ellos; por el otro, nadie tendrá mayores dudas en cuanto a prioridades cuando se llegue al dilema de tener que dejar de pagar la deuda pública externa o a los maestros, médicos y jubilados.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014