Martes 21 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-01-24 a horas: 13:16:51

El gas y la demanda marítima

El gas y la demanda marítima Andrés Soliz Rada Si los gobiernos de Jorge Quiroga Ramírez o Gonzalo Sánchez de Lozada concretaban la venta de gas a Chile y California a través de Iquique, en el marco de la Ley de Hidrocarburos vigente y del reconocimiento de la propiedad del gas en boca de pozo en favor de las transnacionales, la demanda marítima de Bolivia hubiera quedado ahogada en forma definitiva.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




10 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El gas y la demanda marítima Andrés Soliz Rada Si los gobiernos de Jorge Quiroga Ramírez o Gonzalo Sánchez de Lozada concretaban la venta de gas a Chile y California a través de Iquique, en el marco de la Ley de Hidrocarburos vigente y del reconocimiento de la propiedad del gas en boca de pozo en favor de las transnacionales, la demanda marítima de Bolivia hubiera quedado ahogada en forma definitiva. Enesas condiciones, de nada hubiera valido el enérgico apoyo al reclamo boliviano de Hugo Chávez, Lula, Castro, Carter, Kofi Annan, Batle y el sumo pontífice. La frustración temporal del negocio hizo que los voceros nativos de las compañías, como Fernando Illanes y Carlos Alberto López, dijeran que Bolivia se ha tornado inviable al no aceptarse una exportación de la que se desconoce su estudio de factibilidad o los precios mínimos que recibiría el Estado a cambio del energético. Lo anterior demuestra que la demanda marítima no es un tema aislado, sino que forma parte vital de la viabilidad nacional. En este sentido, la exigencia de restituir a Bolivia su condición costera es un acápite de la defensa global de la soberanía, así como de sus recursos humanos y naturales. Por lo anterior, es incoherente repudiar el enclaustramiento geográfico, el no retiro de las minas antipersonales sembradas en la frontera, la succión de las vertientes del Silala, la desviación prepotente del Lauca y el masivo contrabando fronterizo y no decir una palabra sobre la liquidación de nuestras empresas estratégicas a fin de no rechazar la aplicación fundamentalista de políticas neoliberales que han sumido al país en la inmoralidad y la miseria. Si de coherencia se trata, admitamos que el ?gonismo?, con su canciller del MBL, Antonio Aranibar Quiroga, fue coherente al archivar el problema marítimo y priorizar de manera absoluta los negocios con el usurpador del Litoral cautivo. Fue coherente, ya que en tanto los embajadores bolivianos silenciaban el centenario problema en los principales foros internacionales, los socios de Sanchez de Lozada en Chile y las petroleras foráneas afinaban los proyectos para usar el gas boliviano en las minas de cobre, en petroquímica, en termoeléctricas y en la fabricación de diesel y agua potable para beneficio ajeno y perjuicio propio. La situación descrita fue contenida al precio de sesenta muertos y medio millar de heridos caídos en la ?guerra del gas?, que culminó, el 17 de octubre pasado, con la fuga de GSL y sus colaboradores más estrechos, quienes apenas tuvieron tiempo de llenar sus bolsillos con dineros de los gastos reservados, apresuradamente extraídos de las bóvedas del Banco Central. Pese al dinero sustraído, todos se iban amargados por haber perdido el poder, pero, sobre todo, porque no concretaron la venta de gas a Chile y California. Cabe advertir, además, que la concreción de esa venta cerraba toda posibilidad de modificar la colonial Ley de Hidrocarburos dejada por GSL. Aún hoy en día, la modificación de esa norma es casi imposible, ya que las compañías han hincado sus colmillos en la yugular del país y no están dispuestas a dejar de expoliar nuestros energéticos trampeando impuestos, cobrándonos precios internacionales por el consumo interno del petróleo que poseemos y pagando el 18 % como única tributación efectiva. Existe alguna posibilidad de transformar el incobrable Surtax, inventado por Juan Cariaga, a cambio de lo cual cobró 350.000 dólares, en un incremento impositivo para nuevos contratos, los que entrarían en vigencia dentro de cuarenta años. Sin embargo, ni siquiera ese vergonzoso incremento será posible obtener si el contrato exigido por el consorcio Pacific LNG y sus servidores en el gobierno, en partidos políticos, en movimientos cívicos y en medios de comunicación estuviera oleado y sacramentado.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014