Viernes 22 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2004-01-17 a horas: 11:08:32

José Pablo Fienmann y los indios andinos

José Pablo Fienmann y los indios andinos Andrés Soliz Rada Lo peor del racismo es que muchos lo practican con escalofriante naturalidad. Tal el caso de José Pablo Feinmann, columnista del periódico "Página 12", de Buenos Aires, quien en su nota "Relación Difícil", del 10-01-04, rescata una anécdota de Hugo Wast, según la cual los indios de las orillas del "lago Tiahuanacu", conminados por Juan José Castelli a elegir entre la tiranía y la libertad, habrían optado por exigir aguardiente.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




13 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

José Pablo Fienmann y los indios andinos

Andrés Soliz Rada

Lo peor del racismo es que muchos lo practican con escalofriante naturalidad. Tal el caso de José Pablo Feinmann, columnista del periódico "Página 12", de Buenos Aires, quien en su nota "Relación Difícil", del 10-01-04, rescata una anécdota de Hugo Wast, según la cual los indios de las orillas del "lago Tiahuanacu", conminados por Juan José Castelli a elegir entre la tiranía y la libertad, habrían optado por exigir aguardiente.

Feinmann acude después al diario de Ernesto "Ché Guevara, quien en su diario de campaña escrito el 22 de septiembre de 1967, acusa a los indios andinos de delatores, luego de lamentar su no incorporación a la guerrilla.

Como puede advertirse, el columnista inventa el inexistente "lago Tiahuanacu", nombre de las milenarias ruinas arqueológicas, próximas al lago Titicaca, desde donde Castelli, comandante del primer ejército auxiliar argentino, que buscaba expulsar al absolutismo hispano del Alto Perú, informó a la Junta de Buenos Aires, el 10 de noviembre de 1810, que, en su recorrido entre Suipacha y Chuquisaca, "los indios de todos los pueblos, con sus caciques y alcaldes han salido a encontrarme y acompañarme". ¿Será que quechuas y aymaras se acercaban amistosamente al patriota argentino (y muchos de ellos combatieron en las republiquetas altoperuanas) sólo por el alcohol?

¿No resulta absurdo ridiculizar a los indios por no haberse convertido en discípulos de los enciclopedistas franceses luego del primer discurso pronunciado por Castelli? ¿Acaso el ilustre militar y político comprendía los principios comunitarios de las culturas andinas, que plantean formas de organización social no asentadas en la propiedad privada de la tierra, por cuyo rescate habían participado en las gigantescas rebeliones encabezadas por Tupaj Amaru y Tupaj Katari, apenas 30 años antes?

También resulta llamativo que el comandante Che Guevara, cuya consecuencia con sus ideales está fuera de toda duda, calificara tan duramente a los campesinos bolivianos, los que, según él, debían incorporarse a la lucha armada después de escuchar una sola arenga, olvidando que no logró ese objetivo con los dirigentes moscovitas del Partido Comunista de Bolivia, al cabo de innumerables discusiones políticas. ¿No fue acaso un error abrir un foco guerrillero en una zona en la que sus impulsores desconocían la psicología de los indígenas, así como el medio geográfico y político en el que se desarrollaban las acciones armadas?

Feinmann cierra su nota, referida a la difícil relación entre el intelectual y el político, con una condena a la barbarie alemana desatada contra el pueblo judío. Compartimos esa condena, la que debería hacerse extensiva a los holocaustos sufridos por los pueblos aborígenes del mundo a manos de colonizadores tan racistas como los nazis.

No ha sido fácil construir en Bolivia la identidad indo-mestiza, aún en formación, ajena al etnocentrismo europeo, despreciador de todo lo nativo, y diferenciada del fundamentalismo indigenista que cree posible reconstituir el imperio incaico. Pese a ello, lo indo-mestizo se empeña en estructurar la identidad nacional boliviana con los mejores aportes de la cultura universal (incorporados vía mestizaje), y con los valores heredados de nuestras culturas ancestrales, sobre todo en lo relativo al respeto al medio ambiente, tan devastado por el desenfreno industrialista contemporáneo. El llamar alcohólicos y delatores a los indios de Bolivia no ayuda a este intento y, por el contrario, retrasa la estructuración de la Patrias Grande, diseñada por el pensamiento bolivariano y sanmartiniano.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014