Domingo 19 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2003-12-28 a horas: 13:58:56

El pensamiento sumergido de Carlos Montenegro

El pensamiento sumergido de Carlos Montenegro Andrés Solíz Rada I parte Carlos Montenegro, quien murió en una clínica de Estados Unidos, el 10 de marzo de 1953, es objeto de veneración por los nacionalistas bolivianos y, de manera apenas nostálgica, por pocos dirigentes del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), el partido político más longevo e importante de la historia de Bolivia. Tales antecedentes dificultan establecer los motivos por los que uno de sus libros centrales: "Las Inversiones Extranjeras en América Latina", escrito, a principios de 1952, permanece sumergido en el silencio y el olvido. Un segundo libro del mismo autor; "La Hora Cero del Capitalismo" se halla más sumergido aún, ya que fue impreso y distribuido sin nombre y sin pie de imprenta, es decir en forma clandestina, en circunstancias que detallaremos más adelante.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




14 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El pensamiento sumergido de Carlos Montenegro

Andrés Solíz Rada

I.- Introduccion

Carlos Montenegro, quien murió en una clínica de Estados Unidos, el 10 de marzo de 1953, es objeto de veneración por los nacionalistas bolivianos y, de manera apenas nostálgica, por pocos dirigentes del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), el partido político más longevo e importante de la historia de Bolivia. Tales antecedentes dificultan establecer los motivos por los que uno de sus libros centrales: "Las Inversiones Extranjeras en América Latina", escrito, a principios de 1952, permanece sumergido en el silencio y el olvido. Un segundo libro del mismo autor; "La Hora Cero del Capitalismo" se halla más sumergido aún, ya que fue impreso y distribuido sin nombre y sin pie de imprenta, es decir en forma clandestina, en circunstancias que detallaremos más adelante.

Resulta extraño constatar que la primera edición de "Las Inversiones Extranjeras en América Latina" no fue publicada en Bolivia, por el MNR o sus allegados, sino en Buenos Aires, en septiembre de 1962, por la editorial "Coyoacán", dirigida por el historiador argentino Jorge Abelardo Ramos, quien recibió los originales en la ciudad de La Paz de manos de Mario Montenegro (hijo de Carlos), durante la celebración del décimo aniversario de la Revolución del 9 de abril de 1952, según me explicó Wáscar Montenegro Céspedes, hermano de Mario e hijo de Carlos.

Esta edición contiene una presentación de "Coyoacán", que busca, dice, contribuir "a la formación de una verdadera ideología nacional latinoamericana... y recoger, sin ninguna clase de limitaciones de partido o facción, las mejores contribuciones a esa tarea, lo cual significa, en el orden de las ideas, satisfacer los mismos propósitos buscados en el siglo pasado (la unidad de América Latina) por San Martín y Bolivar por medio de las armas". La publicación carece de prólogo, aunque incluye un breve texto de presentación, en el que se explica que entre los papeles póstumos de Montenegro "quedó sin publicar el presente libro, que resume, en una notable síntesis, las tropelías imperialistas en América Latina, la naturaleza de sus "inversiones" y los resultados que ellas produjeron al continente". El texto añade: "Montenegro fue una de las expresiones más lúcidas de la clase media boliviana en su combate contra la Rosca minera. La revolución popular triunfante en 1952, enarboló justicieramente su nombre junto a los de Víctor Paz Estenssoro, Hernán Siles Zuazo y Juan Lechín. Todos ellos representaban, a su modo, la particular disposición de las clases nacionales ?-y también sus divergencias interiores?en el proceso de liberación del Altiplano" (1)

La segunda edición estuvo a cargo de la editorial "Puerta del Sol", de La Paz ? Bolivia, en 1984, es decir 32 años después de haber sido escrito y al cabo de 22 años de su publicación en la Argentina. Esta segunda edición está prologada por Juan Albarracín Millán, un prolífico escritor, adversario del nacionalismo, del MNR y del propio Montenegro (2). Por otra parte, uno de los dos libros que se ocupan de la personalidad del ideólogo boliviano, "Montenegro el Desconocido", de Mariano Baptista Gumucio, apenas se refiere a "Las Inversiones Extranjeras en América Latina". Sólo recuerda un artículo de Augusto Céspedes, publicado en Buenos Aires (no indica el medio en que fue publicado ni la fecha del mismo), en el que el autor de "Metal del Diablo", a tiempo de rememorar "Las Inversiones..." indica que la velocidad de los cilindros de las rotativas cotidianas, devoró la tarea de Montenegro como escritor, lo que redundó en el desconocimiento de su obra (3).

Por su parte, Valentín Abecia Lopez, indica, en el libro titulado "Montenegro", que, "a comienzos de 1952, aún en Buenos Aires, escribe un trabajo sobre "Las Inversiones Extranjeras en América Latina", que, luego, con la increíble transformación de las cosas, se vio impedido de publicar. Recién se lo hizo póstumamente, por la editorial Coyoacán, en 1962, en Argentina. La corta obra, dice Abecia, da un rápido vistazo ?no por eso simple?a la explotación latinoamericana por el capitalismo"(4). Si se considera el enorme debate ideológico, nacional y latinoamericano que generó la revolución del 9 de abril de 1952, los resultados debieron ser distintos a los mencionados por Abecia, ya que la publicación debió abrir un trascendental debate en torno a la orientación del nuevo gobierno. Otra explicación más certera de la no publicación inmediata de la obra es intentada por Albarracín Millán, con estas palabras: "El libro que iba a tener perspectivas importantes antes de abril de 1952, se había convertido después en obstáculo para los planes de cooperación y ayuda internacional (del gobierno del MNR)". (5)

Albarracín Millán aporta un dato importante al recordar que el trabajo de Montenegro fue escrito poco después de conocerse el denominado "Plan Keenleyside" para Bolivia, elaborado por la Misión Keenleyside (presidida por el economista estadounidense de ese apellido), con el patrocinio del gobierno norteamericano. Sus recomendaciones se convirtieron en convenios suscritos entre la Misión de EEUU y la Junta Militar de Gobierno, presidida por el General Hugo Ballivián (1951-1952), los que fueron publicados en el país el primero de octubre de 1951. La Misión había diagnosticado que la crisis de Bolivia no se debía a la carencia de recursos naturales, ya que posee "suelo fértil, rocas mineralizadas y recursos hidráulicos". Obedece, más bien, a "su inestabilidad gubernativa y administrativa que ha caracterizado la historia de esta nación". Para resolver estos problemas, la Misión propuso que expertos, financiados por Naciones Unidas, con un desembolso de 200.000 dólares, asesoren al Presidente de la República, Ministros de Estado, Directores Generales, Contralor General de la República, Gerente del Banco Central, etc. La agencia informativa norteamericana, United Press, transmitió ese primero de octubre el siguiente despacho fechado en Nueva York: "La entrega de cargos de responsabilidad a extranjeros es un experimento sin precedentes, que se espera será observado con interés por otros países en condiciones parecidas a las de Bolivia".

El MNR repudió la inescrupulosa ingerencia con un manifiesto editado en Buenos Aires, en noviembre de 1951, firmado por Víctor Paz Estenssoro (6), el que afirmaba que "mientras en todo el mundo los países coloniales y semicoloniales rompen las ataduras que limitan su soberanía política o económica, venciendo una etapa más en la marcha hacia la libertad, Bolivia retrocede y entrega el poder público de la nación a un grupo de extranjeros". Denunciaba, seguidamente, que tales convenios vulneraban los principios de igualdad de los Estados miembros y la libre autodeterminación de los pueblos, consagrados por la ONU. El documento advertía, asimismo, que los convenios tenían el propósito de servir los intereses de los "barones del estaño", ya que entre las "soluciones" a la crisis se anunciaba la rebaja de impuestos a la exportación de minerales, el incremento impositivo a la propiedad de inmuebles y artículos de producción nacional, así como la dolarización de la amortización e intereses de la deuda pública.

En opinión de Paz Estenssoro, la solución a la crisis no pasaba por incrementar el volumen de exportación de minerales, sino por el aprovechamiento por la nación, en el mayor grado posible, de la explotación de sus riquezas naturales. Destacaba, asimismo, la importancia de instalar en el país fundiciones de minerales, a fin de evitar la fuga de excedentes económicos. Lo esencial reside, decía finalmente, en "quitar el poder político de manos de las grandes compañías mineras y sus aláteres, o sea la Rosca, y ponerlo al servicio de la nación entera". Hemos glosado el informe Keenleyside y la respuesta de Paz Estenssoro debido a que en este último documento se advierte la influencia de Carlos Montenegro, compañero del jefe del MNR en el exilio argentino, a través de opiniones que están presentes en "Las Inversiones...".

Notas bibliográficas

1.- Carlos Montenegro: "Las Inversiones Extranjeras en América Latina". Editorial "Coyoacán".- Librería del Mar Dulce. Buenos Aires ? Primera Edición. Argentina. 1962.- Nota de contratapa.

2.- Carlos Montenegro: "Las Inversiones Extranjeras en América Latina". Editorial "Puerta del Sol". Segunda Edición. La Paz ? Bolivia, 1984.

3.- Mariano Baptista Gumucio: "Montenegro el Desconocido". Biblioteca Popular Boliviana de "Ultima Hora". Agosto de 1979. La Paz ? Bolivia. Página 25.

4.- Valentín Abecia López: "Montenegro". Obra editada por el Honorable Senado Nacional. La Paz ? Bolivia, 1977. Página 277.

5.- Juan Albarracín Millán: "La Obra de Carlos Montenegro". Prólogo a la edición de "Las Inversiones Extranjeras en América Latina". Editorial "Puerta del Sol". Segunda Edición. La Paz ? Bolivia, 1984. Página 8.

6.- Víctor Paz Estenssoro: "La Misión Keenleyside vio con ojos de funcionario colonial la realidad boliviana". Buenos Aires ? Argentina. Noviembre de 1951. El original de este manifiesto, profusamente distribuido en ciudades de Argentina y Bolivia, se halla en la biblioteca particular del Dr. Carlos Serrate Reich.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014