Domingo 26 de mayo del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2003-11-22 a horas: 14:37:39

Lección de patafísica

Lección de patafísica Ramón Rocha Monroy Alguna vez me ha tocado estar en el lugar debido y a la hora en punto por puro azar, es decir, por un conjunto de circunstancias que escapan a mi voluntad y se tejen solas de un modo que me deja cogitabundo y patidifuso.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




11 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Lección de patafísica

Ramón Rocha Monroy

Alguna vez me ha tocado estar en el lugar debido y a la hora en punto por puro azar, es decir, por un conjunto de circunstancias que escapan a mi voluntad y se tejen solas de un modo que me deja cogitabundo y patidifuso.

El ejemplo más contundente me ocurrió en la madrugada del 14 de febrero de 1981 en Acapulco, y paso a contarlo. Hacía tiempo que me obsesionaba la idea de esperar la salida del sol con mis hijos y frente al mar, de modo que los desperté sin misericordia para correr a la playa. Oteaba el horizonte gris en busca de la moneda de fuego, cuando una súbita certeza se me clavó como un cuchillo de hielo (yaahh): Acapulco está al oeste de México y por tanto el sol saldría a nuestras espaldas.

Mis hijos no entendían de caprichos a esa hora de la mañana y me miraban con un empute de ligas mayores. El silencio entre nosotros se podía cortar con otro cuchillo de hielo (y ya van dos). Pero de pronto, y como en una lección sobre la redondez de la tierra, un mástil fue creciendo en el horizonte y de ese mástil brotaron aparejos, y de esos aparejos, una goleta con las velas al viento. La historia llegaba puntual para salvarme del papelón. ¡Aquel día era 14 de febrero! Y mi desafío era volcar la reacción de los muchachos a mi favor.

Me acomodé teatralmente frente a ellos, señalé la embarcación y comencé:

--- Un día como hoy, en 1879, amanecía en el puerto de Antofagasta cuando se recortó en el horizonte un buque de guerra. Los vigías del puerto no podían identificarlo con sus catalejos. Y entonces sonó el primer cañonazo, y luego otro, y otro, y otro...

(Para sorpresa de todos, efectivamente se escuchó un cañonazo, y otro y otro hasta totalizar 21. En una súbita iluminación, intuí que éramos testigos de una ceremonia y me acomodé a las circunstancias).

--- Los centinelas despertaron a los artilleros del puerto. El capitán ordenó tocar zafarrancho de combate. Todos corrieron a los cañones y respondieron...

(Y entonces sonó uno y otro y otro cañonazo, hasta sumar 21).

--- Así comenzó la invasión chilena a nuestro Litoral ?terminé, como si tal cosa.

Supongo que me gané cierto prestigio de profesor de historia, porque mis hijos soltaron varias veces un wow, y otro y otro, en total 21 más 21, con esa aplicación que todo niño le pone a la jerga de la televisión.

De vuelta al hotel me detuve en un puesto de periódicos, y allí encontré toda la verdad, no menos mágica que la que habíamos vivido: se trataba de la goleta-escuela "Sebastián Caboto" que llegaba en visita oficial, y su capitán era nada menos que Diego Colón, Duque de Veragua. Como es de protocolo, ingresaron al puerto con 21 salvas de cañón, y las autoridades mexicanas contestaron con otras 21. (Los suspicaces pueden consultar la edición del "Excélsior" de esa fecha).

Esto es lo que se llama ?patafísica: la ciencia que estudia las reglas de la excepción, noble disciplina que tuvo al menos dos sumos sacerdotes: Alfred Jarry y Julio Cortázar.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014