Viernes 22 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2003-09-26 a horas: 11:10:35

El anzuelo chileno

El anzuelo chileno Andrés Soliz Rada No es que las experiencias históricas se repitan de manera exacta. Sin embargo, resulta llamativo que en un momento crucial en el que se presiona al país para enviar nuestro gas a Chile para uso del vecino país y su supuesta venta a México y EEUU, surjan voces ofreciendo a Bolivia, una vez más, salida al mar con soberanía, como lo hicieron en días pasados el Jefe del Partido Socialista, Gonzalo Martner; el Ministro de Educación, Sergio Bitar; y el Alcalde de Iquique, Jaime Soria, las que, como en 1950, también nos llenan de entusiasmo y esperanza.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




15 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El anzuelo chileno

Andrés Soliz Rada

El ex Ministro de Relaciones Exteriores, Guillemo Bedregal, relata en su libro "Víctor Paz Estenssoro, el Político" ("Fondo de Cultura Económica", México, 1999. Páginas 289 y 290), que, en 1950, el embajador de Bolivia en Santiago, Alberto Ostria, inició negociaciones con la cancillería chilena, a fin de buscar una solución a nuestro enclaustramiento geográfico.

La gestión se inició con una nota de Ostria al canciller del vecino país, Horacio Walker Larraín, quien, en su respuesta, afirmó que "Chile está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a encontrar una fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia UNA SALIDA PROPIA Y SOBERANA al Océano Pacífico, y a Chile obtener las compensaciones que no tengan carácter territorial y que consulten efectivamente sus intereses".

Como es lógico suponer, la respuesta levantó oleadas de entusiasmo y esperanza en la opinión pública boliviana, ya que, por primera vez, Chile admitía la posibilidad de devolver a Bolivia su acceso al mar, sin compensaciones territoriales. Lo que se ignoraba entonces es que, el 3 de diciembre de 1949, Chile había notificado a Bolivia que se cumplió el plazo de 90 días que otorga la Declaración de Montevideo para que un país afectado por la desviación de un río de curso sucesivo pueda formular el reclamo pertinente, lo que le otorgaba el derecho de iniciar las obras destinadas a desviar el río Lauca hacia el valle de Azapa, objetivo perseguido desde 1921.

El gobierno de Santiago, con la seguridad de que la reclamación boliviana sería muy enérgica, ya que no había cumplido varios pasos previo a su notificación, detallados por Jorge Escobari Cusicanqui, en su "Historia Diplomática de Bolivia" (Tomo I. Industrial Gráfica S.A. Lima-Perú. Cuarta Edición. 1982. Páginas 210 y 211), se adelantó con la propuesta de Walker Larrain, la que, según Bedregal, paralizó a nuestra Cancillería, que enfrentó el siguiente dilema: Reclamar por el abusivo desvío o guardar silencio a fin de no perjudicar la solución del asunto principal, es decir el enclaustramiento geográfico del país.

La segundo opción fue adoptada por el Subsecretario de Relaciones Exteriores, Dr. Alvarado, quien, según el Canciller de ese momento, Alberto Saavedra Nogales, le ocultó la nota de Chile, considerando que estaba a punto de producirse una crisis de gabinete en el régimen de Mamerto Urriolagoitia y, lo más importante, para no perjudicar las gestiones de nuestro embajador en Santiago.

La negociación Ostria-Martínez Larraín fracasó meses después, pero la no respuesta a la nota chilena del 3 de diciembre de 1949 se convirtió en el argumento central utilizado por Chile ante la OEA, cuando, en 1962, Bolivia reclamó por la pérdida de las aguas del Lauca, que, a partir de este año, comenzaron a fluir hacia el valle de Azapa. La protesta boliviana culminó con la ruptura de relaciones con el gobierno de "La Moneda", pero ¿qué importaba esa ruptura después que la oligarquía chilena había conseguido otro de sus objetivos depredadores en perjuicio de Bolivia?

No es que las experiencias históricas se repitan de manera exacta. Sin embargo, resulta llamativo que en un momento crucial en el que se presiona al país para enviar nuestro gas a Chile para uso del vecino país y su supuesta venta a México y EEUU, surjan voces ofreciendo a Bolivia, una vez más, salida al mar con soberanía, como lo hicieron en días pasados el Jefe del Partido Socialista, Gonzalo Martner; el Ministro de Educación, Sergio Bitar; y el Alcalde de Iquique, Jaime Soria, las que, como en 1950, también nos llenan de entusiasmo y esperanza. Pero, por un mínimo de seriedad, necesitamos que esos ofrecimientos sean oficiales y que, a fin de evitar vetos posteriores, estén refrendados por las Fuerzas Armadas de Chile. Sin estos requisitos no valdría la pena ni siquiera considerarlos, ya que el aroma de ese anzuelo ya lo conocemos.

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014