Jueves 13 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2003-07-24 a horas: 19:19:26

Disponibilidad de divisas para Importar

Disponibilidad de divisas para Importar Vincent Gómez García Palao Luego de más de cuatro años de recesión económica en Bolivia, no debería quedar duda para ningún agente económico serio que la naturaleza de la misma es esencialmente estructural, cierto, con algunos componentes de carácter coyuntural, aunque menores.

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




6 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Disponibilidad de divisas para Importar

Vincent Gómez García Palao

Luego de más de cuatro años de recesión económica en Bolivia, no debería quedar duda para ningún agente económico serio que la naturaleza de la misma es esencialmente estructural, cierto, con algunos componentes de carácter coyuntural, aunque menores.

Ante la diversidad de intereses políticos, que tratan de proyectar lecturas correspondientes de la realidad económica nacional, conviene remitirse a aspectos cuantitativos inobjetables como, por ejemplo el indicador macroeconómico de Disponibilidad de Divisas para Importar (DDI), que adquiere una relevancia de primer orden en un aparato productivo por demás incipiente, como el boliviano, que depende críticamente de elementos importados, hasta para sus procesos más simples.

En efecto, la DDI es la suma de varios agregados macroeconómicos relacionados con el sector externo de la economía, como ser: los préstamos de largo plazo, el capital bancario de corto plazo, la inversión extranjera directa, las donaciones o transferencias de capital, las exportaciones legales y las exportaciones ilegales. Entrando en el detalle de cada una de estas variables, se puede observar que, por ejemplo en el caso de las exportaciones ilegales, la política de erradicación de cultivos ilegales de coca ha significado una reducción anual del orden de $us. 500 millones a partir de 1998. En otro renglón, el de la inversión extranjera directa, se aprecia también una caída neta de alrededor de $us. 400 millones resultado, primero, de la finalización del proceso de "capitalización" de las empresas públicas y, luego, del deterioro del clima económico en la región latinoamericana. En cuanto a los recursos financieros externos que apoyaban al sector bancario nacional, también se aprecia una sustancial caída debido, primero, a la decisión de los bancos nacionales de disminuir sustancialmente su cartera de créditos; luego, por decisión propia de los acreedores externos cuando la situación económica boliviana empeoró y, finalmente, por decisión propia de los ahorristas bolivianos que decidieron disminuir sus depósitos nacionales en un monto significativo. Finalmente, la apreciación real de la economía boliviana ante las fuertes devaluaciones ocurridas en nuestro entorno regional desde 1999, primero la brasileña y luego la argentina con sus efectos sistémicos en la región, han restado competitividad a la oferta exportable boliviana, una de las razones para el pobre desempeño exportador de los últimos años.

El impacto múltiple de todos estos factores ha significado una reducción de prácticamente el 50% del valor pico de DDI obtenidas en 1998. Es decir que luego de un período de crecimiento continuo de la DDI durante la década de los 1990s, con valores de $us. 2.010 en 1994 y 3.170 en 1998, ahora nos encontraríamos con una DDI del orden de los 1.600 millones. En este sentido, no es casual el derrumbe de los precios de los bienes inmuebles ni la caída de la demanda agregada en una magnitud equivalente, más allá de la ficción de las cifras oficiales que persisten en mostrar tasas de crecimiento positivas.

En definitiva, queda manifiesta la magnitud del achicamiento de la economía boliviana, que dadas las condiciones estructurales del aparato productivo, la indolencia del sector público y las crecientes dificultades en el entorno externo no muestra ninguna señal de recuperación sostenible en el tiempo.

Semana del 23/12/02

Otros artículos del mismo autor

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014